CERÁMICA

Nací en un taller de cerámica, me crié jugando con arcilla y crecí viendo hornos
al rojo vivo. Mi madre, Reina Herrera, empezó a estudiar cerámica cuando yo estaba muy pequeña, hizo una brillante carrera como ceramista escultora y era una maravillosa “cacharrera”, como le gustaba decir, porque amaba la cerámica utilitaria. Pero también presencié los innumerables fracasos en el horno, piezas agrietadas, esmaltes que no fundían o que se derretían, piezas estalladas en el transcurso de la quema, en fin, todo lo que le puede pasar a alguien que juega con fuego. Y por eso decidí no seguir los pasos de mi madre y estudié diseño gráfico.

Pero la vida es como es y, más duro corres huyendo de la carrera de

tu madre, más rápido das la vuelta y llegas. Después de graduarme de diseñadora, trabajar, casarme, tener tres hijos y divorciarme, me empecé

a acercar a la cerámica como una manera de hacer dinero, necesitaba

tener ingresos y en esa época había un boom en Venezuela, se vendían bastante bien las piezas.


Siempre diciendo que eso era temporal, mientras conseguía trabajo de diseño, mi
madre me fue ayudando y estimulando. Sin darme cuenta me empecé a enamorar de
ese lenguaje, ella me fue regalando las partes de equipo que se necesita, torno, un
horno pequeño, herramientas, hasta que ya tenía mi taller montado. Y empecé a
producir en serio alrededor de 1988 cuando armé mi taller en lo que había sido el
garaje de mi casa.

Estuve produciendo esculturas y piezas decorativas, empecé a dar clases tanto
en el Instituto Universitario Armando Reverón, como en mi taller. Participé en los
encuentros del grupo Turgua, donde se ofrecía al público una gran cantidad de
cerámica para su disfrute, desde 1994 al 2003 aproximadamente.

Aunque dejé de hacer cerámica alrededor del año 2013, por múltiples razones,
entre ellas dolencias relacionadas con una disciplina muy dura físicamente, me sigue
fascinando el lenguaje cerámico, el color y textura que resulta después del paso por el
fuego, la plasticidad de la arcilla y la enorme versatilidad de la cerámica.

1988-2013

CARACAS

Venezuela

Piezas de cerámica de distintos formatos.